De Izq. a Der., los jugadores del FC Dallas Matt Hedges, Hernán Grana, Walker Zimmerman, Michael Barrios, Maximiliano Urruti, Maynor Figueroa y Ryan Hollingshead. Denise Isla Especial La Estrella
De Izq. a Der., los jugadores del FC Dallas Matt Hedges, Hernán Grana, Walker Zimmerman, Michael Barrios, Maximiliano Urruti, Maynor Figueroa y Ryan Hollingshead. Denise Isla Especial La Estrella

FC Dallas

La cultura hispana vibra en el FC Dallas

por Denise Isla

Especial La Estrella

22 de septiembre de 2017 06:22 PM

El FC Dallas, formado por un gran número de jugadores de origen hispano, es una muestra de la combinación de culturas, y una declaración que solamente tiene que existir una pelota en frente para defender juntos un objetivo.

“Las sociedades, en nuestro caso se forman a través de un objetivo común. En este caso, es la pelota y es ganar partidos. Tener un trabajo que represente a un grupo de personas con una identidad futbolística. Entonces se trazan objetivos colectivos, de esa manera no importa si uno es negro, blanco o es latino, americano, africano o asiático, porque todos miramos a un mismo objetivo, juntos caminamos fuertes mirando para el mismo lado”, dice el entrenador Óscar Pareja, enfatizando que la influencia latina en la cultura estadounidense es notable.

“La historia lo ha confirmado, el pueblo latinoamericano ha tenido demasiada influencia en el desarrollo de este país, ya sea financiero, cultural, es parte de la diversidad que les ha hecho mucho más rico. El latino es una parte esencial del país y eso se muestra en cualquier tema o tópico que uno quisiera hablar. Es un orgullo para nosotros”, reafirmó el colombiano.

La verdad que orgulloso de quien soy, de mis papás y de donde vienen, de haber nacido en Méxio y haberme criado aquí

Víctor Ulloa, mediocampista, FC Dallas

Never miss a local story.

Sign up today for a free 30 day free trial of unlimited digital access.

Fuerza en la diversidad

En el FC Dallas hay jugadores latinos de todo el continente americano. Esa mezcla, afirma el mediocampista Ryan Hollingshead, los ha hecho más fuertes, con un equipo que además trae alegría a los camerinos.

“Es increíble, creo que esa es una de las cosas que el FC Dallas tiene, que es conocido por el número de jugadores hispanos que tiene. Eso de verdad hace un camerino muy alegre, todas las diferentes culturas mezcladas aquí, pero también creo que es parte de nuestro éxito. La gente que viene trae diferentes cosas al equipo y con diferentes antecedentes nos ha conllevado a ser buenos como ahora lo somos. Pero al final del día somos una escuadra, venimos de diferentes orígenes, todo eso crea una fuerza que hace crecer al equipo”.

Hollingshead reconoce el compañerismo que sus colegas latinos lo muestran en todo momento.

“Ellos son muy divertidos, es divertido verlos cuando se hacen bromas entre ellos y con nosotros, lo que pasa las bromas o chistes son diferentes en las diferentes culturas pero es divertido agarrar algunas cosas. Incluyendo del cuerpo técnico, pero hay algunos jugadores que realmente es fácil de entenderlos, su español es despacio y preciso. Hay otros jugadores que se juntan y hablan jergas es realmente difícil de entenderlos. Yo les digo ‘tranquilo’, ‘otra vez’, pero todo es es muy bonito”.

Un grupo unido

El ecuatoriano Carlos Gruezo, que por el momento vive solo, describe sus esfuerzos para tratar de juntarse con sus compañeros, por ejemplo para ir a comer.

“Me gusta la alegría, el ambiente, uno bromea, estar juntos. Los hispanos somos muy apegados a estar en compañía, ellos tratan de hacernos sentir bien y nosotros también aprendemos de su cultura. Yo por ejemplo aprendí lo que es la puntualidad y cómo son organizados aquí”, reconoció el mediocampista quien además dijo sentir admiración por un compatriota suyo, Juan Cazares, mediocampista de ataque del Atlético Mineiro de Brasil.

Los jugadores no son ajenos al gran ambiente que se crea con la música. Por ejemplo, después de un triunfo se escucha salsa, bachata y cumbia a todo volumen en los camerinos, una forma de celebración al estilo latino.

A Maximiliano Urruti no solamente le gusta escucharla sino que la música es uno de sus hobbies y que disfruta escuchando en cualquier momento y en cualquier lugar.

“Es una manera de expresar que hay que disfrutar el día a día, la música es linda, a nosotros también nos alegra, cuando uno gana le pones música por estar feliz. Los chicos se adaptan siempre nos vamos turnando y cada uno pone lo que le gusta. Antes y después de los partidos me gusta escuchar quarteto, cumbia porque me hacer relajar bastante, además es un ‘hobby’ para mí”, refirió el líder de goles del FC Dallas, agregando que para no olvidar a su Argentina le gusta saborear el asado o una milanesa.

Entre dos culturas

El mexicoamericano Víctor Ulloa es la representación de la mezcla de culturas. Nacido en México y criado en Estados Unidos, Ulloa ha desarrollado una vida adaptada a este país pero arraigada en la cultura latina.

“La verdad que orgulloso de quien soy, de mis papás y de donde vienen, de haber nacido en Méxio y haberme criado aquí. Tengo mucho orgullo de tener doble nacionalidad y contento por la oportunidad que se me ha presentado para mostrar mi talento en el campo”, refiere Ulloa que hasta finales del 2013 no había jugado más que minutos habiendo firmado el 2010, y fue dejado ir pero volvió cuando Pareja tomó el timón del equipo.

Sin embargo la influencia paternal hizo que el mediocampista solamente estuviera enchufado en la TV viendo fútbol mexicano donde aprendió a ver estrellas mexicanas de quien aprendió detalles que inluye su manera de jugar.

“Creciendo siempre miraba a jugadores de mi posición, a mi papá le gustaba mucho ver el fútbol mexicano y mirábamos a Torrado (Gerardo), Pável Pardo, jugadores que se han retirado pero siempre me gustó mucho su estilo de juego y trataba de mirar todos los partidos que ellos jugaban. He tratado de sacarle partido a sus habilidades pero yo siempre me expreso en la cancha con mi propio juego”, dijo.

Sangre multicultural

No muy lejos de allí el también mediocampista Kellyn Acosta quien tiene un peculiar origen que es multicultural en gran escala. Su nombre lo dice todo: K (Kanikah y Ken, madre y padre); E (Elaine, abuela); L (Louis, abuelo); L (Lee, segundo nombre del abuelo), Y (Yoshiko, bisabuela); N (Norris, bisabuelo). Origen desde griego, japonés, latino, el nacido de las academias del FC Dallas, es una muestra de la diversidad cultural en su crecimiento y afianzamiento como miembro de una sociedad que apuesta al cambio.

Al seleccionado le gusta la música siendo su artista favorito es el cantante puertorriqueño Farruko, donde su género incluye la bachata. Pero en lo que se refiera a comida, asegura que una de sus comidas favoritas son los tacos al pastor.

Las Naciones Unidas de FC Dallas

Esta son las nacionalidades que representan al FC Dallas:

Arqueros: Chris Seitz (Estados Unidos), Jesse González (USA/México).

Defensas: Matt Hedges (Estados Unidos), Maynor Figueroa (Honduras), Hernán Grana (Argentina), Atiba Harris (Saint Kitts y Nevis), Walker Zimmerman (Estados Unidos), Aaron Guillén (Estados Unidos), Reggie Cannon (Estados Unidos), Jacori Hayes (Estados Unidos), Walker Hume (Estados Unidos).

Mediocampistas: Mauro Díaz (Argentina), Kellyn Acosta (USA), Michael Barrios (Colombia), Ryan Hollingshead (Estados Unidos), Víctor Ulloa (México/USA), Carlos Gruezo (Ecuador), Roland Lamah (Costa de Marfil) , Carlos Cermeño (Venezuela), Paxton Pomykal (Estados Unidos), Aníbal Chalá (Ecuador), Luis González (Venezuela), Javier Morales (Argentina).

Delanteros: Maximiliano Urruti (Argentina), Tesho Akindele (Canadá), Cristian Colmán (Paraguay), Coy Craft (Estados Unidos), Jesús Ferreira (Colombia/Estados Unidos), Adonijah Reid (Canadá), Bryan Reynolds (Estados Unidos).