Manolo Blahnik en una escena de “Manolo: The Boy Who Made Shoes for Lizards.” Hiros, Laura Music Box Films
Manolo Blahnik en una escena de “Manolo: The Boy Who Made Shoes for Lizards.” Hiros, Laura Music Box Films

Cultura

Zapatito blanco, zapatito azul, ¿dime cuántos Blahnik tienes tú?

por Laura Hiros

Especial La Estrella

22 de septiembre de 2017 04:58 PM

Un hombre que desde niño sabía que su pasión eran los zapatos.

No los diseños de alta moda, ni las bolsas, ni los lentes, ni nada más que los zapatos; esos mismos con los que calzaba a las lagartijas de su natal Islas Canarias (en España). Así Manolo, de padre checo y madre española, se preparaba inconscientemente para ser el más grande diseñador de calzado en el mundo, con sus ahora deseadísimos Blahniks.

El documental dirigido por Michael Roberts, uno de los grandes amigos del diseñador Manolo Blahnik, es un divertido collage de coloridas imágenes y recreaciones de una infancia en blanco y negro.

Es ahí donde el zapatero cuenta como desde niño perseguía lagartijas para hacerles sus zapatos de papel aluminio… después serían estatuas y luego, ya en sus años universitarios en Ginebra, en donde estudió idiomas y arte, decidiría convertirse en diseñador de escenarios, primer paso para la jugada que cambiaría su vida.

Help us deliver journalism that makes a difference in our community.

Our journalism takes a lot of time, effort, and hard work to produce. If you read and enjoy our journalism, please consider subscribing today.

En una visita a Nueva York en 1970 Blahnik conocería a Diana Vreeland, la directora en jefe de la revista “Vogue” americana. Cuando la editora vio los diseños de zapatos con los que jugaba Manolo en sus escenografías, lo animó a concentrarse en ellos y dedicar su vida a su creación.

Blahnik escuchó, aprendió a hacerlos desde la suela, visitando fábricas, hablando con obreros, cosiéndolos con sus propias manos. Un año después hacía zapatos en Londres. Los primeros que hizo para la pasarela, fueron con Ossie Clark, un diseñador famosísimo de principios de los 70, y se le olvidó ponerle metal a la horma, por lo que el zapato parecía deshacerse sobre la pasarela.

Él pensó que era su fin, pero eso era solo el principio.

De ahí, Sofía Coppola le pide que haga zapatos para su cinta “Marie Antoinette”, lo que lo pondría en los ojos del mundo (además de ganarle un Óscar por diseño de vestuario) y luego por supuesto la serie norteamericana “Sex and the City”.

Así nacía la marca Manolo Blahnik.

Pero él, Manolo, es solo un zapatero, elegante y refinado como el mismo dice, pero solo un zapatero.

“¡Dale a una mujer el par de zapatos correcto y cambiará el mundo!” comienza el documental con la cita de Marilyn Monroe, y la refuerzan entrevistas con Paloma Picasso, pasando por Rihanna y la mismísima Anna Wintour (la editora de “Vogue”), mientras las escenas de los zapatos de alta moda parecen salidas de una colección de arte.

Una cinta para fanáticos del diseñador que se jacta de decir, zapatero a tus zapatos y a nada más, y con eso ganarse la admiración y el respeto del mundo.

Si cree que los sueños pueden hacerse realidad con un par de zapatos, en este caso unos Blahnik, pues aquí tiene la mejor inspiración para lograrlo.

Oh, solo un pequeño detalle, cada par de Blahniks anda por ahí de la nimiedad de los $900 dólares. Así qué, deme dos pares, ¿o no?

También se estrenan:

Brad’s Status, Friend Request, Kingsman: The Golden Circle, The Lego Ninjago Movie, Rebel in the Rye, Stronger, The Tiger Hunter

Manolo: The Boy Who Made Shoes for Lizards

(de 5 estrellas)

  • Documental, biografía
  • Dirige: Michael Roberts
  • Participan: Anna Wintour, Rihanna, Paloma Picasso, Iman, Candace Bushnell, Naomi Campbell, Rupert Everett, Karlie Kloss, Isaac Mizrahi, André Leon Talley, entre otros
  • 90 min.