Los desfiles para celebrar la Independencia de México (como este realizado en el centro de Fort Worth el año pasado) se han convertido en parte de las tradiciones y los eventos que se llevan a cabo en ciudades de Estados Unidos para celebrar la herencia hispana. Archivo Star-Telegram
Los desfiles para celebrar la Independencia de México (como este realizado en el centro de Fort Worth el año pasado) se han convertido en parte de las tradiciones y los eventos que se llevan a cabo en ciudades de Estados Unidos para celebrar la herencia hispana. Archivo Star-Telegram

Locales

Celebran para conservar sus raíces

por Carolina Guzmán Rincón

Especial La Estrella

14 de septiembre de 2017 03:32 PM

IRVING

En casa de Maricela Parker conviven varias nacionalidades.

Ella es de San Luis Potosí y su esposo estadounidense. De sus cuatro hijos, dos nacieron en México y los más chicos aquí en Texas de padre costarricense.

A pesar de la diversidad la potosina asegura que hasta su esposo se cree mexicano, motivo por el cual no dejan pasar la oportunidad de celebrar el Mes de la Herencia Hispana comenzando con el día de la independencia de México.

“Asistimos, por lo general, al evento organizado por el consulado mexicano en Dallas, donde se celebra el Grito de la Independencia”, nos comenta Parker, una mujer que colabora con varias organizaciones comunitarias en la ciudad.

Be the first to know.

No one covers what is happening in our community better than we do. And with a digital subscription, you'll never miss a local story.

Para Parker la celebración del Mes de la Herencia Hispana - entre el 15 de septiembre al 15 de octubre - va más allá de un mero acto cultural, para ella es fomentar el patriotismo y el amor por lo propio.

“Cuando participamos de estas celebraciones es como tener un pie en México y otro acá”, asegura Parker quien se describe a sí misma como una mujer que aprendió, desde muy chica, a amar lo suyo, a amar lo de su país.

A Parker la secunda el propio cónsul general de México en Dallas, Francisco de la Torre Galindo, quien estará a cargo este año de dirigir la celebración del Grito de Independencia este viernes 15 de septiembre en la explanada de la alcaldía de Dallas. Este acto, por lo general, da inicio al mismo Mes de la Herencia Hispana aquí en los Estados Unidos.

“Esta fiesta la organizamos con el invaluable apoyo de la ciudad de Dallas, por lo que el día 15 de septiembre es la oportunidad que tenemos todos los mexicanos de sentir nuestro país, no importa qué tan lejos estemos de él.

“El 15 de septiembre nos encuentra hoy y nos debe encontrar unidos en armonía y en paz. México se lleva en el corazón, México se encuentra dónde está nuestra cultura, nuestras tradiciones, nuestras familias. México hoy vibra en el corazón de Dallas, México hoy vibra en el corazón de Texas”, expresó el diplomático.

Se convierte en una fiesta que nos reafirma la identidad, nos mantiene en la raíz del lugar del cual vinimos

José Mario Mejía, cónsul de El Salvador en Dallas

Galindo aprovechó la oportunidad para agradecer las palabras de aliento y solidaridad que diversas personalidades del ámbito social y político le han hecho llegar tras la tragedia del terremoto acontecido en México la madrugada del viernes 8 de septiembre.

“Como gobierno hemos agradecido todos estos gestos que no son para el gobierno de México sino para México como país y nuestro pueblo”, manifestó.

El presidente Lyndon B. Johnson proclamó en septiembre de 1968 la Semana Nacional de la Herencia Hispana, que tiempo después se extendió a un mes.

La verdad, registrada en el departamento del Censo de los Estados Unidos, es que el 15 de septiembre es el punto de inicio para la celebración porque es el aniversario de la independencia de cinco países latinoamericanos: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. Además, México y Chile celebran sus días de la independencia el 16 y 18 de septiembre, respectivamente.

Para el cónsul de El Salvador en Dallas, José Mario Mejía, celebrar el día de la independencia de los países en el exterior se convierte en una celebración de convivencia comunitaria que ayuda a reafirmar nuestra identidad.

“Lo que en nuestros países se conoce como una fecha cívica, histórica, aquí en los Estados Unidos es una oportunidad de convivir con otros, compartir nuestra cultura. Se convierte en una fiesta que nos reafirma la identidad, nos mantiene en la raíz del lugar del cual vinimos”, asegura el diplomático.

Blanca Yanes, una salvadoreña de San Miguel tiene aquí 18 años. Sus primeros nueve años los vivió en Maryland y cada 15 de septiembre manejaba 30 minutos a Washington DC a celebrar el día de la Independencia.

“La verdad allá es muy bonito, la gente arregla las calles para los desfiles. Aquí es menos quizá porque somos menos salvadoreños en el área. La verdad si me gustaría que hicieran algo así en Dallas para compartir con mis hijos”, opinó.

Este años los salvadoreños estarán celebrando el día de su independencia el domingo 17 de septiembre en la Iglesia Santa María de Guadalupe ubicada en el 2601 S. MacArthur Blvd., Irving, , a partir de la 12 p.m.